¿CÓMO PROFESIONALIZAR TUS ESCRITOS LEGALES?

Actualizado: 21 sept 2021

-LAS 4 FASES-


La comunicación escrita en el hacer diario de un abogado, es fundamental para la obtención de buenos o mejores resultados en su gestión.


Aunque actualmente la oralidad se encuentra en una "fase de expansión", la misma no ha culminado de una forma tal, que elimine la comunicación escrita, que aun llegando la primera a los niveles esperados, siempre ocupará complementarse de la segunda, sea por canales digitales o de forma física.


Por ello resulta imprescindible, que para evolucionar en nuestra comunicación escrita y hacerla efectiva y profesional, consideremos las 4 FASES siguientes:


FASE 1. ELEMENTOS TÉCNICOS.

Nunca será irrelevante aunque jurídicamente no es obligatorio que consideremos los elementos “técnicos” en nuestros escritos, los cuales se retoman de los esenciales para redactar cualquier texto, incluso de carácter escolar, en el entendido de que este artículo se dirige a profesionistas de derecho, los cuales tienen la responsabilidad de demostrar una correcta formación académica.


Los elementos técnicos que debemos considerar son:

  • Tamaño de las hojas;

  • Tipo de letra;

  • Interlineado;

  • Impresión a 1 cara;

  • Recursos de realce (negrita, subrayado y cursiva);

  • Tamaño de la letra;

  • Márgenes;

  • Extensión de los párrafos;

  • Títulos y subtítulos;

  • Uso correcto entre mayúsculas y minúsculas;

Y no menos importante será, la limpieza y pulcritud al presentarlos, además de tener una excelente ORTOGRAFÍA.


FASE 2. ELEMENTOS DE ESTILO.

Para una comunicación efectiva por vía escrita, es importante que consideremos lo siguiente:


1. PRECISIÓN. La cual se logra, utilizando de forma correcta la gramática al momento de redactar nuestras ideas y fundamentar las peticiones.


2. CLARIDAD. Exponer de manera simple una narración, sin agregar elementos o circunstancias que aparenten una repetición de hechos o situaciones innecesarias o bien, intrascendentales o irrelevantes.


3. OBJETIVO: se logra focalizando la respuesta a las dos interrogantes principales ¿qué promovemos y qué queremos conseguir de forma razonable?, para lo cual se sugiere tomar un título como guía y no perderlo de vista.


FASE 3. ESTRUCTURA.

Los escritos, por necesidad legal y por costumbre adaptada a la práctica, requieren de una estructura armónica que nos permita identificar de forma clara los elementos indispensables, como:

  • Rubro;

  • Autoridad a quien va dirigido;

  • Preámbulo (para primer escrito o de entrada, cuando ya se ha acreditado la personalidad);

  • Cuerpo;

  • Leyenda final;

  • Puntos petitorios (claros y precisos, evitando las generalidades y/o ambigüedades del clásico “acordar de conformidad lo solicitado”;

  • Firmas (autógrafas o digitales -según sea el caso-); y

  • Lugar y fecha.

Un señalamiento efectivo para evolucionar en la estructura, “es descifrar” de forma audaz la dinámica de los requerimientos legales y adecuarlos de forma tal, que demos cumplimiento a lo ordenado por la ley; verbigracia de lo anterior: la ley insta a motivar y relacionar los medios probatorios, por lo tanto, una estructura dinámica, sería:

  1. Describir la prueba;

  2. Motivarla; y

  3. Relacionarla con los hechos o argumentos.


FASE 4. ELEMENTOS DE FONDO.

Un escrito bonito, no sirve de mucho sino comunica, por otro lado, un escrito que contenga GRANDES IDEAS, pero con una “mala presentación”, difícilmente logrará su objetivo. Por lo tanto, el fondo correcto de un escrito, tendrá su mérito en el momento que contenga argumentos precisos, ideas importantes, fundamentos legales firmes y que además cumpla con todas las formalidades y “esencialidades” señaladas por la ley para el ejercicio de los derechos de nuestros representados.


Decía un abogado que en determinado tiempo fue mi mentor que “los escritos siempre son fríos” y por eso, acostumbraba en sus “asuntos relevantes” pasar a hablar con la autoridad, para los cual, según su experiencia, presentarse de forma física “sembraba sus ideas y objetivos ante el Juez o bien, por lo menos sembraba la duda”.


En el entendido de que cada uno suma a su hacer profesional lo que considera efectivo y que se adecua a la visión e introspección que tiene de sí mismo como profesionista, me quedé con la parte positiva de acudir “si es necesario” a la presencia física ante la autoridad, quite de ello, hacerlo “para determinados asuntos relevantes”, pues cada asunto tiene un mérito, complejidad e interés por sí mismo, sin embargo, desde luego que cada uno tiene requerimientos especiales, pero no más o menos importantes.


Sin embargo, atendiendo a la evolución que hemos señalado como eje, en mi práctica profesional, utilizo estas 4 FASES que han sido realmente contundentes para evitar que un escrito “sea frío” y más bien, convertirlo en un medio de COMUNICACIÓN EFECTIVA.


Por último, es importante mencionar que las fases propuestas, no van en orden de importancia, sólo de aparición, ya que la suma de ellos consigue el equilibrio perfecto para convertir un simple escrito, EN UN ESCRITO PROFESIONAL.

 

¿Tu método de repaso o aprendizaje es auditivo?


FICCAP "Innovación Profesional", te invita a escuchar el PodCast de este artículo.


¡Sólo escanea nuestro Código QR o da click en el reproductor!

 

Te compartimos este material FICCAP, para que repases de manera detallada los ELEMENTOS TÉCNICOS para profesionalizar tu ESCRITO INICIAL DE DEMANDA.


¡DESCÁRGALO AHORA, TOTALMENTE GRATUITO O DISFRÚTALO EN VIDEO!

Elaboraciónl de Escrito Inicial de Deman
.
Download • 5.37MB

TE INVITAMOS A NUESTRO PRÓXIMO TALLER DE:


"ARGUMENTACIÓN JURÍDICA PROFESIONAL"

-ORAL Y ESCRITA-






214 visualizaciones0 comentarios