top of page

INCLUSIÓN LABORAL ¡CULTURA DE LAS COMPETENCIAS Y NO DE LAS PREFERENCIAS!

Actualizado: 9 may 2021


LAS RELACIONES LABORALES Y LOS DERECHOS HUMANOS.


El derecho laboral es de vital importancia no sólo en México, sino en el mundo, pues busca establecer una serie de normas de carácter obligatorio que produzcan equilibrio y justicia entre TRABAJADORES y PATRONES, con la encomienda de proteger a los primeros, no de los segundos, sino de la INJUSTICIA.


El trabajo y su dignificación son una base social preponderante, por ser la fuente productiva de todos los satisfactores del ser humano y tal como lo señala la ley:


“…EL TRABAJO ES UN DERECHO SOCIAL, NO ES UN ARTÍCULO DE COMERCIO…”


Las prerrogativas que sustentan los derechos humanos, deben ser ejecutadas de forma tal, que permitan el desarrollo integral de las personas, al respecto, la Ley Federal del Trabajo establece que el trabajo debe ser:


  • Digno;

  • No discriminativo;

  • Proveedor de seguridad social;

  • Con salario remunerador;

  • Susceptible de capacitación continua; y debe

  • Desarrollarse en condiciones óptimas de seguridad e higiene.


Estos elementos deben formar un PROCESO CÍCLICO:


  1. Al momento en que el empleador hace la OFERTA DE TRABAJO y respeta la IGUALDAD, EQUIDAD y DIGNIDAD.

  2. Al momento en que se lleva a cabo la SELECCIÓN DEL TRABAJADOR atendiendo a sus calificaciones o COMPETENCIAS LABORALES.

  3. Al momento en que se fijan las CONDICIONES DE TRABAJO y éstas se ajustan a los elementos ESENCIALES que señala la ley.

  4. Al momento en que el trabajador FIRMA SU CONTRATO LABORAL donde constan las CONDICIONES DE TRABAJO, pues dice el dicho que “papelito habla” y la formalidad que la ley señala, es que sea por escrito.

  5. Al momento en que el trabajador RECIBE EL DUPLICADO de su contrato laboral.

  6. Al momento en que realiza su trabajo y se respeta su DIGNIFICACIÓN como persona y como TRABAJADOR y se le brindan las CONDICIONES ÓPTIMAS para su desempeño laboral.

  7. Al momento en que se CAPACITA al trabajador para elevar sus COMPETENCIAS LABORALES y con ello mejorar su CALIDAD DE VIDA.

  8. Al momento en que el patrón LIQUIDA O INDEMNIZA al trabajador de acuerdo a la ley, de manera JUSTA, sin necesidad de intervención judicial.

Si leído el ciclo anterior, te causa sorpresa o ironía, es señal de que todavía tenemos mucho trabajo que hacer, no sólo los patrones o los trabajadores, sino la SOCIEDAD en conjunto, pues los señalados, son los mínimos esenciales y se supone que hemos dejado atrás la barbarie de la esclavitud, de la exclusión de la mujer, de la discriminación por preferencia sexual, entre otras.