top of page

RECUPERACIÓN DE ADEUDOS DE CUOTAS CONDOMINALES, EN CONDOMINIOS VACACIONALES.

Actualizado: 12 ene 2022

ANTECEDENTES.

Las cuotas condominales, tienen como origen y finalidad la conservación de las áreas comunes, sea para un condominio habitacional de uso regular o bien, de uno vacacional, sin embargo, los adeudos de cuotas condominales se observan en mayor magnitud en los de tipo vacacional.


¿Qué lleva a una persona a adquirir un inmueble vacacional?

Generalmente las agresivas campañas de publicidad, nos transmiten la idea de adquirir un inmueble “en el lugar de nuestros sueños”, aunque en muchos de los casos, si bien no resulta inasequible, ese sueño puede convertirse en un verdadero reto para los administradores, cuando se generan con el tiempo, importantes adeudos condominales.


Dentro de nuestra actividad como asesores inmobiliarios y capacitadores de administraciones condominales, en GRUPO FICCAP, hemos observado que el objetivo primordial de muchos agentes, es cerrar la venta “a como dé lugar”, sin embargo, en una dinámica más responsable, es obligación del promotor apoyar al comprador no sólo en localizar el inmueble que más se adecúe a sus necesidades y capacidades, sino invitarlo a considerar otros factores a corto, mediano y largo plazo, como:

  • La inversión de enganche (cuando la compra no es de contado);

  • El monto de las mensualidades (que se sugiere la dinámica de 1 a 3, después de gastos fijos considerando otros créditos bancarios o hipotecarios);

  • Gastos de escrituración;

  • Remodelación y acondicionamiento (muebles a gusto y medida);

  • Gastos fijos de servicios que en lo sucesivo tendrá como: predio, agua, luz y CUOTAS CONDOMINALES.

Y no menos importante: el costo "extra" que deberá considerar al “trasladarse” de manera constante para disfrutar de su “nuevo patrimonio”.


¿DE DÓNDE SURGEN LAS CUOTAS CONDOMINALES?

Para explicarlo de una manera sencilla, podemos decir que en el régimen en condominio, tenemos dos tipos de propiedad:


  • Una exclusiva, en donde el condómino propietario corre con los gastos de conservación de su inmueble (casa, departamento, local comercial, etcétera) y se sujeta a un reglamento y;

  • Una común, también conocida como COPROPIEDAD. Respecto de esta propiedad “compartida”, debemos considerar que la contribución de las CUOTAS CONDOMINALES es OBLIGATORIA para la conservación de los bienes colectivos, y en el mejor de los casos, para la generación de la plusvalía, por lo que no es facultad del condómino decidir si aporta o no.

¿Por qué para algunos condóminos resultan “costosas” las aportaciones de CUOTAS CONDOMINALES?


Porque generalmente la mayoría de las cargas de amenidades se encuentran en ellas, como: albercas, jardines, espacios de juegos, áreas deportivas, lagos, andadores, salones de negocios, salones de eventos, entre otros. Por lo tanto, su mantenimiento, aunque se paga en conjunto, puede resultar un “gasto elevado” para muchos.


Como “copropietarios” de las áreas comunes, la ley nos ordena hacernos cargo de su conservación, puntualizando que dicha obligación se genera:


  1. Uses o no las áreas comunes.

  2. Estés de acuerdo o no con el monto de las cuotas (aunque deben ser fijadas de manera legal, proporcional y por mayoría).

  3. Visites o no regularmente tu propiedad condominal.